Campaña Ambiental Pagana 2014

[Fragmentos] La Brujería Progresiva, por Janet Farrar y Gavine Bone





Extracto de  "Progressive Witchcraft", Janet Farrar y Gavine Bone, New Page Books, 2004. Traducido con permiso de los autores por Melina Lymnaia. 2012.



La espiritualidad y la Brujería Progresiva

(...) La brujería está en proceso de crecimiento evolutivo continuo. Se adapta a su entorno y evoluciona, y en determinados casos, algunos de sus aspectos se están extinguiendo a medida que dejan de tener sentido. Es simplemente dinámica, como todos los caminos espirituales verdaderos. No se queda estancada, está en constante cambio y tiene sus propios ciclos.

Las brujas ven este proceso todo el tiempo en la naturaleza, en los ciclos naturales de las estaciones, lo que se conoce como la Rueda del Año. Muchas brujas han empezado a darse cuenta de que estos ciclos aparecen en su propia espiritualidad, obedeciendo la ley ocultista de "como es arriba es abajo". Esos son principios que se encuentran en el chamanismo, una área descuidada por muchos en la brujería moderna a favor de la magia ritual occidental, ignorando el hecho de que la brujería  antigua y  el chamanismo no eran diferentes. Brujas con un punto de vista progresista se han dado cuenta de que la brujería es dinámica y cíclica en su verdadera esencia, creando mecanismos que le permiten adaptarse para sobrevivir a su dura historia de opresión y evolución hacía lo que es hoy.

Tratar de contener estas fuerzas que hacen evolucionar a la brujería hacia una nueva forma de espiritualidad, es lo mismo que describe la historia que le explicaban a Gavin cuando era pequeño, sobre un viejo rey danés de la Edad Media, que trató de hacer retroceder el mar durante la marea alta. Siempre habrá algunos que intentarán detener el mar de cambios para el bien de la tradición, o más bien por el bien de sus posiciones de poder y el ego, pero en última instancia fallarán. Esta toma de conciencia proviene de las conclusiones extraídas en el proceso de comprensión histórica de la Wicca. Hemos llamado al resultado de este proceso "Brujería Progresiva". (...)

Los principios de la Brujería Progresiva

1. La Brujería Progresiva no es una tradición, sino un nombre que describe la evolución de la brujería moderna en un camino coherente mágico y espiritual para el próximo milenio. Aquellos que siguen este camino puede que no se nombren a sí mismos de esta manera o pueden referirse a ellos mismos como pertenecientes a una de las muchas líneas tradicionales de la Wicca que existen, tal y como sus acciones y creencias lo determinan.

2. La evolución es un aspecto importante de este camino, sobre todo en la comprensión de que todo lo que ha venido antes de la Wicca es parte de su proceso de crecimiento, ya sea percibido como negativo o positivo. Debido a esto, las brujas progresivas creen que no hay "buenas" o "malas" experiencias, sólo experiencias para aprender de ellas.

3. El Espíritu se halla en el núcleo de cualquier sistema de creencias. La Brujería Progresiva pone la espiritualidad en el centro de las creencias, formación y práctica Wicca. Por lo tanto, el énfasis está en la relación con la Deidad, Dios, Diosa, o por cualquier nombre que se le llame. Para los que tienen un verdadero camino espiritual de conexión, la unión con la Divinidad es el objetivo final de ser una bruja.

4. Con relación a la Divinidad, somo siervos del Espíritu, no los maestros. Los términos Sacerdotisa y Sacerdote vuelven a su contexto original, y las implicaciones puestas en éstos términos durante 2000 años de abuso jerárquico, son arrojados a un lado. Dentro de la Brujería Progresiva, un Sacerdote/Sacerdotisa es alguien que mantiene la unión con la Divinidad en beneficio de la sociedad, la humanidad y el mundo a su alrededor. También consideran que su papel es ayudar a otros a conseguir esta conexión al darse cuenta de que no existe el monopolio que ha habido dentro de las religiones monoteístas. No hay lugar para el ego dentro de las palabras Sacerdotisa y Sacerdote, sino que son una descripción de lo que alguien hace, no un título jerárquico que se otorga.

5. Las brujas progresivas no consideran que la iniciación deba tener lugar en un "círculo debidamente preparado". Los individuos pueden tener epifanías de iniciación fuera del círculo como resultado de la intervención divina. Hay sólo "un verdadero iniciador", para citar una vieja ley de la Wicca Gardneriana. Esto se entiende en el sentido de que no es un Sacerdote o Sacerdotisa quien inicia a alguien en la Wicca, pero sí la Divinidad como dios o diosa, o incluso "el yo superior". La doctrina del linaje es, por lo tanto, vista como irrelevante, y el término "auto-iniciación" engañoso, ya que la Deidad siempre se manifestará en una verdadera iniciación si la persona ha alcanzado el nivel adecuado de crecimiento espiritual, incluso él o ella están solos.

6. Aunque se puede aprender mucho de los libros y del boca a boca (en la enseñanza formal o en situaciones informales), las brujas progresivas saben que la Wicca es una tradición de misterios y que el conocimiento viene de la experiencia, siendo la forma más importante de crecimiento espiritual. Ellas también saben que éstas nunca pueden ser adecuadamente explicadas por la palabra oral o escrita, ya que tocan la misma alma de la persona. Por lo tanto, es imposible revelar "los verdaderos secretos de la orden".

7. Al igual que todos los caminos verdaderamente espirituales, es esencial contar con una sólida base ética y moral. Los antropólogos a menudo describen ésto como "La regla de oro". En la Wicca esto lo encontramos en la "Rede Wicca": "Ocho palabras de la Rede Wicca debes cumplir: Sin a nadie dañar, haz según tu voluntad." Esto no es una ley, sino una filosofía ética de la vida, donde se puede dañar tanto por falta de acción como con la acción en sí misma. Para obedecer esta ley, usted debe esforzarse por ser lo mejor que pueda a través de la acumulación de conocimientos y experiencias como Sacerdotisa o Sacerdote, y a esforzarse todo lo posible para evitar causar daño en cualquiera de sus acciones, ya sean mágicas o mundanas.

8. El Espíritu es visto de forma inmanente en la naturaleza manifestándose en múltiples rostros. Por lo tanto, existe una polaridad inherente en la existencia: día/noche, crecimiento/decadencia, vida/muerte, etc. En el Taoísmo esto se conoce como el Yin y el Yang, y en la Wicca como el Dios y la Diosa. Aunque nos referimos a Dios y Diosa de manera duoteística, tenemos un carácter politeísta, en la creencia de que la Divinidad tiene muchos rostros que se manifiestan como deidades individuales, ya sean ancestrales, de la naturaleza o relacionadas con habilidades humanas.

9. Aquellos que siguen el camino de la Brujería Progresiva buscan lo que es mejor para todos, tanto para la naturaleza como para ellos mismos. "Bien" y "mal" son reconocidos como conceptos humanos, ajenos a la naturaleza, que se manifiestan a causa de un desequilibrio. Ellos buscan el equilibrio en sí mismos y en el mundo que les rodea. Por esta razón las brujas son intrínsecamente sanadoras en todos los aspectos de su trabajo, desde la práctica mágica, el ritual y el uso de las habilidades psíquicas como herramientas para lograr este objetivo. 

***

Nota de la traductora:  Para todos aquellos que estén interesados en explorar este camino en profundidad, les recomiendo el curso on-line que imparten Janet Farrar y Gavin Bone. Como ellos mismos dicen, no es un curso para principiantes, se requiere un nivel intermedio de conocimiento y experiencia. Actualmente está disponible en español, sólo debe solicitarse. También aclarar que no es un curso Wicca como normalmente se entiende, y aunque incluye algunos de sus aspectos, su orientación es más chamánica.
http://www.workingwitches.com/seminars/ 

No hay comentarios:

Archivo de blogs