Campaña Ambiental Pagana 2014

La importancia de mantener un nivel sano de escepticismo

de Sarah Lawless
(Publicado con permiso de la autora)

Existe una línea muy fina entre la magia y la locura. Algunos de los que siguen esta tortuosa senda creen que van cogidos de la mano y que no puede haber uno sin el otro, pero yo digo que ese es un punto de vista poco saludable. Porque la magia funciona es mejor ser un ser humano sano, funcional y con los pies en este mundo. Eso es lo que me enseñaron. Muy a menudo se tira la sensatez sin precaución por el desagüe, y la gente cae de cabeza en la locura sin pensar ni tan siquiera un segundo en las consecuencias. Así que, repasemos las consecuencias, ¿os parece?

La enfermedad mental en la comunidad pagana

La enfermedad mental todavía acarrea un tabú en nuestra sociedad Occidental. No queremos hablar de ello, no queremos verlo, no queremos admitir que nos afecta - tan solo queremos esconderlo bajo el felpudo y olvidarlo. Casi todo el mundo en la comunidad pagana ha sufrido alguna enfermedad mental en algún punto de sus vidas ya que el 20% de la población general (en Canadá) ha tenido problemas de salud mental a lo largo de sus vidas. Si usara los dedos para contar solamente todos los amigos paganos que han sufrido depresión o desorden bipolar, enseguida me quedaría sin dedos en ambas manos y tendría que pasar a los dedos de los pies. La mayoría de ellos buscaron ayuda y dieron los pasos necesarios para alcanzar un nivel de salud mental con el cual estaban felices. También hubo unos pocos que bajaron en espiral a otra dirección que evitaron admitir que tenían un problema y perdieron todo y a todos los que lo amaban por ello.

A veces (online y físicamente) la comunidad pagana acepta y da cabida a los niveles personales de locura de todo el mundo. Porque somos una minoría muchos piensan que tenemos que aceptar a cualquiera que se identifica como uno de nosotros y tomarlos tal cual llegan. A veces tenemos demasiado miedo de decirle a alguien que están locos (esto es especialmente difícil cuando la persona en cuestión cumple un papel de liderazgo). Después de todo, ¿quién es un pagano (que cree en muchos dioses, espíritus y la magia) para decirle a alguien que está chiflado o que están llevando algo demasiado lejos? Pero cuando nadie pide que se pare o menciona las sandeces, entonces las cosas se llevan demasiado lejos y la gente con enfermedades mentales reales terminan por ser aceptados como cuerdos. Esto nunca termina bien. ¿Has visto alguna vez a un esquizofrénico, bipolar o con un trastorno delirante que no se trata llevar a un grupo? Yo sí y puedo deciros que no era nada agradable. Si la gente lo cree en un principio, seguro que no lo hacen al final, y para entonces es demasiado tarde para hacer lo correcto de un modo cordial. La persona enferma mentalmente se colapsará cuando sienten que sus delirios están siendo atacados. Amenazará y alejará a cualquiera que los cuestione, a veces incluso intentando herir físicamente, asaltar verbalmente, o atacar mágicamente a la gente que alguna vez los trataron como amigos y familia.

¿Qué puedes hacer? Informarte sobre salud mental. Tal vez algo que pensabas que es normal en realidad no lo es y hay una solución sencilla para ello. Admítete a ti mismo/a que tienes un problema si tu eres el que sufre problemas de salud mental y después busca ayuda profesional y guía para abordar de frente esas cuestiones. Si es otra persona en tu comunidad mágica, afrontarlos gentilmente acerca de sus problemas, preguntad si han buscado ayuda o si planean hacerlo, y ofrece tu apoyo. Ten recursos online y locales preparados por si acaso eligen aceptar la ayuda. Si la persona niega que hay un problema y niega la ayuda entonces todo lo que puedes hacer es alejarte y dejarla tranquila. El tratamiento de la salud mental forzado es solamente una opción para los miembros de la familia y los profesionales y aún es considerado un terreno ético delicado en el sistema legal. En resumidas cuentas, si alguien no quiere ayuda, no tienen por qué aceptarla. Respetad la decisión de la persona de cualquier forma.

Una vez conocí a una bella y maravillosa bruja que estaba empezando a mostrar síntomas negativos de esquizofrenia como su madre antes que ella. Yo y todos sus amigos, incluyendo uno que también tenía una madre esquizofrénica, se ofrecieron para apoyarla y ayudarla, pero se volvió verbalmente violenta y rechazó completamente la idea de que pudiera estar enferma mentalmente. Seguimos intentando apoyarla como amigos de todas formas, pero nos fue alejando uno a uno y tuvimos que dejarla ir en su propio camino aún cuanto duele hacerlo.

Determinando tu propia realidad y cordura

Necesitas trazar una línea. Yo creo que todo el mundo necesita un límite para lo que consideran cuerdo y estar de acuerdo con ellos mismos en que todo más allá de la línea no se considerará cuerdo. El peligro de creer en todos y en todo es que nunca descubres lo que tú mismo crees y consideras parte de tu realidad. Esto puede llevar a que uno se queme, se dañe (¡no te fíes de las ayudas fáciles!), o se desilusiona y deja el camino del todo debido a la amargura. Siéntate y decide dónde está el límite para ti - ¿está en las teorías conspiratorias, en las profecías apocalípticas, en los alienígenas? ¿En qué punto se te erizan las plumas, salen a la superficie dudas, y se extiende la incredulidad? Todo el mundo tiene su propia realidad y no será la misma que tu propia visión personal de la realidad y la cordura. Esto es por lo que es tan importante encontrarte a ti mismo de modo que la gente no pueda imponer su realidad sobre ti. Nunca jamás permitas a nadie intimidarte para que valides su propia cordura (o la escasez de la misma).

He conocido a un hombre pagano que pensaba que era la reencarnación del último samurai japonés. Bien por él, pero él sentía que era su deber informar a todo el mundo de esto inmediatamente después de presentarse al igual que intentar convertir a todos a su propio retorcido manifiesto sobre la vida, el universo y todo. Con él no tracé la línea por lo de la reencarnación, la tracé por su mirada enloquecida y su necesidad de hacer aquel hecho la primera cosa que cualquiera debería saber sobre él. Si lo que decía era verdad o no, llevó sus creencias a un lugar que no era cuerdo en mi realidad. Él quería que otra gente le tratara como si fuera especial, pero solo conseguía ser excluido de todos los grupos paganos locales que pensaban que él había perdido la cabeza y mucho más que eso.

Una vez conocí a otro hombre pagano de mediana edad que creía que compartía su cerebro con el espíritu de una antigua princesa de diecinueve años que era sacerdotisa y podía hablar con alienígenas y relatarle la información a él para que se la contara al mundo. Según los alienígenas por medio de la princesa, el mundo va a acabarse y es su deber advertírnoslo. Tracé la línea cuando me di cuenta de que había tomado la historia de un videojuego y la había transformado en una gran idea delirante que él creía que era real y no parte de un juego.

Una vez conocí a un pagano que creía que era una mujer, pero que resultó ser un hombre que había sido repetidamente rechazado para la cirugía de cambio de sexo debido a problemas de salud mental. Me dijeron que ellos eran realmente una mujer, pero que no eran realmente ni siquiera un ser humano porque eran realmente un gato. Esta persona me dijo que si no salía con él/ella, él/ella se suicidarían. No tracé la línea por la identidad de género o ni siquiera a que ellos fueran una posible reencarnación de un gato - Tracé la línea tras su intento de manipularme a mí y a otros con la amenaza de suicidio.

Conocí a una profesora online de brujería que me dijo que ella era todo lo que yo quería. Me dijo que había sido enfermera, profesora y madre adoptiva. Me dijo que ella estaba en un coven activo y que era una bruja practicante en su comunidad. Fui a conocerla e incluso acabé viviendo con ella durante un corto periodo de tiempo. Nada era como decía. Ella creía sinceramente en todas las mentiras que me contaba, pero ninguna era verdad. Deliberadamente se había rodeado de gente mentalmente débil que no la cuestionaba de modo que no tenía que enfrentarse a sus problemas. Sus delirios habían llegado a tal punto que cuando finalmente desentrañé sus mentiras y le planté cara, las cosas acabaron muy mal para ambas dos. Escribí sobre esta experiencia aquí: Apprenticing with Baba Yaga.

Respetándote a ti y a otros

creencia 1. algo en lo que se cree; una opinión o convicción

Yo elegí creer en lo que veo y lo que he experimentado por mi misma así como lo que aquellos en quienes confío de verdead y por simpatía han visto y experimentado. Reconozco que otros pueden haber tenido experiencias diferentes. No espero que la gente crea lo que yo creo. Solo porque alguien lo haga, no hace que yo espere eso mismo de ellos. He tenido experiencias buenas y seguras en su mayor parte, menos unas pocas situaciones malas y peligrosas. He tenido mentores sensatos y con los pies en la tierra que creen que mantener un dosis sana de escepticismo con respecto a todo es importante para mantenerte cuerdo y enraizado en el plano físico.

Respeto la realidad y creencias de otras personas hasta cierto punto. Si se pasaran e intentaran imponerme su propia visión, empezar la guerra cuando no estoy de acuerdo con ellos, o meterse en mi terreno inapropiadamente, entonces mi respeto por ellos se acaba y aparece una espada bien afilada. Me defenderé yo misma si es necesario, pero no voy a salirme de mi camino para dañar a esa persona, especialmente no en público, de forma anónima, o emocionalmente. Yo me respeto a mi misma demasiado como para caer tan bajo. Respétate a ti mismo primero y a los demás después. Mantén firmes tus prioridades.

Los peligros de Internet

Internet no es la realidad. Es un lugar muy parecido a la imaginación. Cualquier cosa es posible online si así lo deseas, pero todo ello también puede derrumbarse y desaparecer. Puedes ser quien quieras y lo que quieras, pero eso en realidad no lo hace verdad simplemente porque es así en la web. Online puedes ser una poderosa archi sacerdotisa a quien la gente hace reverencias y se arrastra, pero en realidad cocinas hamburguesas en Wendy's, y haces reverencias y te arrastras ante el subgerente.

Nuestra cultura occidental moderna vive tanto en nuestras mentes obsesionándonos acerca de nuestra individualidad, que internet es un lugar peligroso donde incluso la gente sana mentalmente pueden ser víctimas de engaños y perderse en irrealidades. Recuerdo cuando empecé por primera vez a buscar acerca de la brujería en internet. Recuerdo que todos los sitios tenían "¿eres un vampiro?" o "¿eres un hada?" con sus listas de señales que probaban que lo eras, que en realidad describían a cualquier adolescente o persona insegura que simplemente quisiera sentirse especial y diferente al resto. Cualquiera desea ser Harry Potter y ser arrancado de sus vidas mundanas por algo especial y mágico. Alimentar estos deseos e inseguridades naturales se ha convertido en todo un mercado en internet. El representar a un personaje se ha confundido con la realidad.

El anonimato ha causado que la gente se tome la libertad de hacer y decir cosas que nunca dirían cara a cara a personas y por tanto con consecuencias. Internet es una gran ciudad donde el poder sale al anochecer enmascarando rostros y todo el mundo corre de arriba abajo saqueando, violando, y matando la realidad creyendo que nadie se dará cuenta y que nadie puede pararlos.

Tanto online como en la vida real, es decisión tuya y solo tuya contar con tu propia ética, tu propio sentido de lo que está bien y lo que está mal, tu propio auto-control, y mostrar a la gente el respeto que deseas recibir a cambio de ellos. Nadie va a agarrar tu mano y hacerlo por ti en la senda Pagana. Esto no es una religión organizada para determinar lo que es la realidad. Tu tienes que establecer tu propio compás con el que navegar el mundo e internet. Si no puedes mantener tu moralidad y gritar a la gente que no actúa éticamente, entonces no puedes quejarte luego cuando tú y otros sois dañados a causa de la inacción.

Admitir tu imbecilidad online y en la vida real

Un blog es el pedestal de una persona. Es su territorio seguro para expresar lo que ellos creen y experimentan en un ambiente bajo su control. Si no te gusta lo que alguien cree, entonces ¿por qué perder el tiempo leyendo su blog y enfadándote por ello? Si hay cosas que te incitan, ¿por qué preocuparse por ello? ¿Por qué permitir que te enfervoricen sin necesidad? Siempre habrá gente y opiniones que te hagan enfadar. Sencillamente para de alimentándolas con tu atención y alejate del drama. No te preocupes. Lo mismo se aplica a diferentes foros y grupos online que comparten creencias así como diferentes tradiciones y oragnizaciones en el mundo real. ¿Odias a todos los druidas o brujos que llevan togas de terciopelo arrugado? ¿Por qué preocuparse y atacarlos? Encuentra algo que no odies en su lugar.

Si algo realmente te molesta, pregúntate ¿por qué? ¿Te hizo sentir amenazado? ¿Te hizo sentir avergonzado? ¿Te hizo sentir enfadado, dolido, triste? ¿Por qué? ¿De dónde viene ese sentimiento? ¿Ocurrió que una idea u opinión expresada amenazó tu visión de la realidad? ¿Qué experiencias pasadas, juicios inconscientes, o cuestiones personales causaron esa reacción? ¿Permitiste que la emoción anulara tu capacidad para pensar y actuar racionalmente? Si sientes tales cosas sobre una persona, no intentes responderles mientras estás bajo el dominio de tus emociones. Ocúpate tú mismo de tus asuntos, no te preocupes por lo que o quien te hizo enfadar y te hizo ser consciente de tus asuntos.

Hay una gran diferencia entre que simplemente no te guste alguien y que no te guste alguien porque está loco o no es ético de alguna forma. En el primer caso solo necesitas hacerte cargo de tu disgusto y avanzar, y en el segundo ejemplo podrías sentirte moralmente obligado a decir o hacer algo. Pero, una vez más, todo es subjetivo a tu propia visión de la realidad y tu propio compás moral. Una persona puede pensar que algo está bien mientras otra persona piensa que se está haciendo daño pensando que eso está bien. Ninguna de las personas se equivoca y esa es la paradoja del ser humano. La vida no es justa y después te mueres. ¿Mencioné el no preocuparse?

Hazte cargo de tu propia oscuridad para avanzar por la senda. Hazte cargo de tus propios asuntos y no eches la culpa a otros. Conócete a ti mismo y el resto ya vendrá.

Traducción: Francis Ashwood

No hay comentarios:

Archivo de blogs