Campaña Ambiental Pagana 2014

Segundo Aniversario de Ouróboros


Ouróbos Webring 2009-2011
 
El presente Solsticio Ouróboros celebra su segundo aniversario, motivo por el cual estamos realizando algunos cambios en el blog, mismos que se irán presentado a lo largo de las próximas semanas. Sin embargo,  algunos comentarios recibidos en los últimos meses nos han hecho reflexionar acerca de  una serie de cuestiones que queremos compartir con nuestros visitantes.

Ouróboros es un punto de confluencia de autores independientes que escriben acerca de paganismo y magia en la red. Los integrantes del proyecto compartimos unos principios éticos básicos, más allá de los cuales procuramos que cada quien pueda escribir siguiendo sus propias tendencias y temas de interés, en función de sus propios criterios y con la frecuencia que considere oportuna. Esto permite que la información a la que se llega a través de Ouróboros sea un reducto de diversidad en un panorama en el que se detecta cada vez más la tendencia a apiñarse bajo la dudosa protección de una etiqueta, a cambio de la conciencia individual. Nos gusta que, al visitar la lista de artículos o autores, se encuentren no sólo distintos temas, sino diversos puntos de vista sobre una misma cuestión, especialmente cuando éstos nos hacen pensar un poco de más sobre temas que creíamos tener muy claros.

A menudo en lugar de tratar de ampliar nuestros horizontes, lo que buscamos en el exterior (en la gente que nos rodea o en internet) son únicamente los datos y las opiniones que nos sirven para confirmar nuestras ideas y juicios previos, o tal vez simplemente un juicio ajeno que apruebe nuestra postura. La inercia nos lleva a buscar lo semejante para asociarnos y eso está muy bien, porque todos necesitamos apoyo y comprensión; sin embargo cualquiera que aspire a un grado más elevado de conocimiento o a una comprensión más profunda de sí mismo y el universo que lo rodea, no puede permitirse caer en la trampa de encajonarse e ignorar o despreciar aquellas otras visiones posibles que no encajan con su modelo - tampoco, dicho sea de paso, puede permitirse renunciar a su propia cabeza y campo de experiencia-.

Sabemos que la confrontación con aquello que escapa de nuestros esquemas puede no ser el ejercicio más cómodo del mundo, muchas veces implica rupturas y derrumbes de los que no se salvan ni siquiera aquellas cosas que parecían tan sólidas que nos convencimos que podrían durar por siempre. Pero la vida implica cambios constantes, transformaciones, adaptaciones, encuentros y despedidas, y no se detiene a esperarnos porque nos de pereza caminar, o pensar. Y sigue cruzando a través del entramado de luces y sombras a pesar de nuestros miedos a hacer lo que el corazón nos pide a gritos, miedos por los que aceptamos que otros nos carguen con cadenas que no nos pertenecen.

Perdemos algo sumamente importante cuando olvidamos que somos nosotros quienes asumimos voluntariamente el compromiso de crecer, que somos nosotros los que debemos ampliar nuestra visión de la realidad y ahondar en nuestra comprensión, en vez de pretender que otros cambien o siquiera encajen en el lugar que de antemano les hemos destinado.

La pluralidad es un elemento inherente al paganismo, y en Ouróboros queremos conservarla, no sólo porque nos permite enriquecernos con referencias particulares, sino porque nos recuerda aquello que, de fondo, tenemos en común, tanto entre diferentes ramas del paganismo, como con personas que siguen otras creencias y prácticas.  

Gracias a todos nuestros lectores e integrantes y Feliz Solsticio.



No hay comentarios:

Archivo de blogs